El Apple Watch Series 4, el último modelo de reloj inteligente de la compañía estadounidense, logró la autorización para realizar electrocardiogramas desde la muñeca en 19 países europeos.

La función estaba disponible en Estados Unidos cuando el nuevo modelo se lanzó en septiembre pasado y ya contaba con la autorización de FDA, la Administración de Alimentos y Medicamentos de esa nación.

Ahora llega a España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Reino Unido, Bélgica, Grecia, entre otros países, informó la compañía con seded en California en un comunicado.

Para acceder a la nueva función, los usuarios tienen que actualizar el sistema operativo del reloj inteligente.

Una vez actualizado, el usuario puede realizarse un electrocardiograma con el reloj desde la aplicación ECG, que mide el ritmo cardiaco gracias a una serie de electrodos ubicados en la parte trasera del dispositivo, en contacto con la piel de la muñeca.

El Apple Watch puede detectar-en una operación que tarda cerca de 30 segundos-, síntomas de fibrilación auricular, una de las manifestaciones más habituales del ritmo cardiaco irregular, reseñó Efe.

El dispositivo puede comprobar también esporádicamente la frecuencia cardiaca en segundo plano y enviar una notificación si detecta un ritmo irregular que pudiera ser síntoma de fibrilación auricular.

Estas prestaciones ayudarán a los usuarios a tener “más información” cuando acudan al médico, expresó la doctora Sumbul Desai, vicepresidenta de Salud de Apple.

Si no es tratada, la fibrilación auricular puede desencadenar en un ictus, la segunda causa de muerte más habitual en el mundo, asegura la compañía. Apple aclara que la aplicación no puede detectar un ataque al corazón u otras arritmias aparte de las descritas.