McAfee descubrió un fallo de seguridad que permite hackear un sistema de reconocimiento facial para clasificar a un individuo como una persona distinta, manteniendo la apariencia fotorrealista del individuo original

 

La compañía de ciberseguridad  replicó un sistema de reconocimiento facial real funcional y consiguió que un escáner perciba como la misma a personas diferentes