La compañía tecnológica china Huawei está terminando de crear su nuevo sistema operativo propio, llamado “HongMeng OS”, cuyo mayor desafío es que dicho software sea compatible con las aplicaciones de Android, informó este martes el diario South China Morning Post.

En caso de lograr el objetivo, los desarrolladores de aplicaciones móviles no tendrían que desarrollar un código adicional para el nuevo HongMeng OS. Este sistema operativo sería capaz de recrear un “ecosistema” disponible en un amplio catálogo de dispositivos como teléfonos móviles, computadores, televisores y vehículos, entre otros, además de funcionar con las aplicaciones de Android, indicó el consejero delegado de la división de consumidores de Huawei, Richard Yu.

A través de un mensaje en Internet el mes de mayo, Yu afirmó que el HongMeng podría llegar al mercado “como muy pronto este otoño, y no más tarde que en primavera” de 2020, una información que no ha sido confirmada ni desmentida por la marca china.

Huawei no es la primera empresa en ejecutar esta tarea, ya que en el pasado Microsoft y Samsung intentaron construir un sistema operativo alternativo a Android compatible con las aplicaciones de éste, pero el plan resultó fallido.

Huawei tiene fe que el HongMeng OS sea un éxito al menos en China, donde la ausencia de Google facilita la creación de un ecosistema distinto, según fuentes de la compañía consultadas por el rotativo South China Morning Post.

Estas mismas fuentes aseguran que Huawei comenzó el desarrollo de dicho software en 2012, momento en el que los máximos responsables de la compañía asiática, entre ellos su consejero delegado, Ren Zhengfei, coincidieron en la necesidad de desarrollar un sistema operativo propio ante una futura restricción de Estados Unidos.

Desde ese momento, un equipo de especialistas comandados por altos cargos de Huawei, entre ellos uno de sus tres presidentes rotatorios actuales, Eric Xu Zhijun, comenzaron a trabajar en el sistema bajo “condiciones de alto secreto”.

La compañía llegó a crear una zona especial para el desarrollo del HongMeng OS custodiada por guardias de seguridad, con acceso restringido al personal encargado del proyecto y en donde estaban prohibidos los teléfonos celulares.

El gigante tecnológico registró en 2018 el nombre de “Huawei Hongmeng” (traducido como “mundo primordial”) en China, e hizo lo propio en Europa en mayo de este año con “Huawei Ark OS”.

La duda consiste en saber cuáles serán las diferencias de este sistema operativo y Android, añadiéndole a ello si los consumidores de Huawei en el extranjero estarán dispuestos a comprar un equipo sin tener las garantías de que se puedan usar las aplicaciones de Google.

Lo que se sabe es que la marca china puso en circulación un millón de teléfonos con el nuevo sistema operativo integrado para hacer pruebas, según reseñó este martes el diario local China Daily.

De acuerdo a esta información, el software está programado para ser compatible con todas las aplicaciones de Android y “ha incrementado las funciones de seguridad para proteger datos personales”.