Investigadores de la Universidad Carnegie Mellon, en Pensilvania (Estados Unidos) han desarrollado un ‘smartwatch’ que refleja una pantalla en el brazo de la persona que lo lleva totalmente funcional.

Este proyecto, denominado Lumiwatch, consiste en un reloj inteligente que proyecta sobre el brazo una pantalla táctil que permite al usuario interaccionar con textos y gráficos desde su propio cuerpo.

Los investigadores consideran que el cuerpo humano puede proveer de una superficie para la proyección digital dinámica, que aunque distorsiona la imagen por el color propio de la piel,aun mantiene una resolución de calidad. Esto suple la desventaja de los ‘smartwatches’: una pantalla de reducido tamaño.

La pantalla proyectada en la piel se controla con el dedo, igual que cualquier otra pantalla táctil, como la de un ‘smartphone’. Por otra parte, el propio ‘smartwatch’ diseñado para este proyecto es autónomo, no necesita estar enlazado con el teléfono o un ordenador, sus responsables estiman su valor en unos 600 dólares.