El activista de privacidad, Max Schrems, denunció a la herramienta publicitaria de Google para Android en Francia por violar las normas de la Unión Europea al no obtener la autorización de los usuarios.

El software del gigante tecnológico crea un identificador publicitario en los equipos móviles de los usuarios sin que éstos lo sepan, dijo este miércoles Noyb, un grupo creado por el austríaco Schrems. La denuncia fue presentada ante la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL).

“Mientras que estos rastreadores requieren claramente el consentimiento de los usuarios”, Google “descuida este requisito legal”, señaló el grupo. “Por ello, Noyb presentó una denuncia contra el código de seguimiento de Google”.

Cuando en mayo de 2018 entró en vigor el nuevo Reglamento de Protección de Datos de la UE, empezaron a surgir demandas masivas, y fue cuando nació el grupo Noyb y la promesa de Schrems de “buscar los casos más grandes” con mayor impacto. Desde entonces el activista se ha enfrentado ante los gigantes tecnológicos como Apple, Facebook, Microsoft y Yahoo por violaciones a la privacidad de los usuarios.