Los desafíos de TikTok han estado siempre en la mira, ya que muchos de estos «challenges» conllevan peligros físicos para quiénes los realizan, lo que incluye por supuesto a menores de edad que llegan a través del algoritmo.

Uno de los últimos es el «Desafío del apagón». Una demanda presentada contra la compañía en junio alega que al menos siete niños específicos murieron el año pasado mientras intentaban el desafío, que según la queja «alienta a los usuarios a ahogarse con cinturones, cuerdas de bolso o cualquier cosa similar hasta desmayarse». Todos los niños que habrían muerto eran menores de 15 años.

En respuesta a esa demanda, TikTok le dijo a The Washington Post que había bloqueado a los usuarios para que no buscaran el desafío del apagón; en cambio, los usuarios ven una de sus pantallas de advertencia, diciendo que «algunos desafíos en línea pueden ser peligrosos, perturbadores o incluso fabricados», y se vinculan a una página en la aplicación sobre la evaluación de desafíos y advertencias.

La demanda acusa a la compañía de haber «curado y determinado específicamente que estos vídeos de Blackout Challenge, vídeos con usuarios que se estrangulan a propósito hasta perder el conocimiento, son apropiados y apropiados para niños pequeños».

La demanda argumenta que debido a que TikTok anuncia e impulsa algunos desafíos, tiene el «deber de monitorear los videos y desafíos compartidos, publicados y / o circulados en su aplicación y plataforma para garantizar que los videos y desafíos peligrosos y mortales no se publiquen, compartan, circulen, recomienden y / o alienten».

Fuente: Portaltic