Una organización defensora de niños instó a Facebook a suspender Messenger Kids, la aplicación de mensajería dirigida a menores de 12 años, y el “cese de todas las operaciones comerciales” contra los más pequeños.

Mediante una carta, la Campaña por una Infancia Sin Comerciales (CFC por sus siglas en ingés) señala una revelación del Centro for Investigative Reporting que demuestra cómo la red social “engañó intencionalmente a los niños” para que gastaran el dinero de sus padres a través de juegos en línea.

El grupo de defensa indicó que desde 2011, según revelan los documentos, Facebook sabía que los niños gastaban dinero en juegos sin el permiso de sus padres y, en algunos casos, sin intención, pero la plataforma se negó a realizar reembolsos de las compras porque afectarían sus ingresos.

Para recuperar su dinero, los padres no tuvieron otra opción que iniciar las devoluciones de cargo con sus compañías de tarjetas de crédito o emprender acciones legales.

Según el documento, los niños gastaron 3.6 millones de dólares en juegos de Facebook en un período de tres meses entre los años 2010 a 2011, y más del 9% de ese dinero fue devuelto.

“Esto está muy por encima del promedio de industria de .5% y del umbral del 2% que la FTC considera una bandera para las prácticas comerciales engañosas”, dice el texto.

“La tasa de devolución de cargo en 2014 fue similar, lo que sugiere que durante varios años, Facebook, a sabiendas, defraudó a los niños y las familias con millones de dólares”, agrega la carta.

Al parecer la empresa de Mark Zuckerberg no hizo nada para cambiar estas supuestas prácticas hasta que un acuerdo de demanda colectiva se impuso en 2016.

La misiva fue firmada por 15 grupos, entre los que destacan Common Sense, Electronic Privacy Information Center, New Dream, entre otros.

En 2018, la CFC envió una carta a Facebook en la que destaca una una investigación que vincula el uso de las redes sociales en los adolescentes con la depresión, los malos hábitos de sueño y la imagen corporal poco saludable.