Rosabel Meleán

Recientemente portales digitales han informado que China está comenzando a sufrir las primeras consecuencias de una crisis energética que ya afecta al país y que irá ejerciendo más presión a las cadenas de suministros globales lo que significaría escasez en todos los rubros.

Para cumplir con la cantidad de CO2 y evitar un precio al alza del consumo energético, Pekin ha comenzado a racionar el consumo de electricidad y esto ya está afectando la Industria, lo que podria desencadenar en una escasez desde tecnologia, juguetes, ropa hasta alimentos.