En una entrevista con IGN, el vicepresidente editorial de Ubisoft, Fawzi Mesmar, dejó claro que ya no pretenden crear un único juego que abarque todo y que guste a todos los jugadores y seguidores de sus sagas.

Los desarrolladores quieren centrar el tiro y contentar a un segmento particular de jugadores, pero “no a todos, y eso está bien”, aseguró el vicepresidente. “Creemos que un juego mejor focalizado es mejor para la gente que le gusta ese tipo de videojuego”. Mesmar añadió que la extensión no es tanto el objetivo, sino proporcionar “una experiencia profunda que garantice que cada hora cuente”, que los jugadores perciban que su tiempo “se ha invertido bien”.

Juegos diferenciados e innovadores

La innovación será uno de los pilares principales de los productos de Ubisoft. “La innovación es uno de los puntos clave de nuestros juegos a partir de ahora”, una innovación que se puede reflejar en “un nuevo estilo de arte”, en “un nuevo enfoque dentro de un género” o incluso en “las mecánicas de juego”. La intención es que cada uno de los productos “se diferencie” con “mayores estándares de calidad”. También desean ofrecer “nuevas vías para conectar, interactuar y expresarse”.

Mesmar mencionó Assassin’s Creed Mirage, el nuevo título de la saga, para subrayar que existen muchas clases de jugadores que pueden disfrutar de la saga. “Para los usuarios que quieran volver a las raíces estamos desarrollando un juego destinado” a este público, y tal vez para otros que “no hayan gozado de los clásicos cuando salieron”. Al mismo tiempo, perfilan “una experiencia multijugador, una experiencia de móvil y una expercian RPG”. Según el creativo, esto es ejemplo de que la visión editorial de Ubisoft es “no hacer un único juego para todos”.

Assassin’s Creed Mirage saldrá a la venta en 2023 para consolas y PC. Los proyectos futuros son Codename Red, un RPG ambientado en el Japón Feudal, y Codename Hexe, un título que han prometido que será diferente.

Fuente: MeriStation