En menos de una década Costa Rica se transformó en un líder latinoamericano en desarrollo de las tecnologías móviles. El país es un ejemplo de los resultados de políticas acertadas, la sana competencia y la apertura del sector de telecomunicaciones.

En 2010, el mercado estaba monopolizado por un solo operador, que vio como sus despliegues quedaban cortos en comparación a otros mercados de Centroamérica muchos más dinámicos, como el vecino Panamá.

La apertura por tanto era necesa

ria para hacer atractivo y competitivo al país centroamericano, que contaba y cuenta con ventajas competitivas frente a otras naciones de centro y Sudamérica.

El alto nivel educativo de la sociedad TICA, la apuesta al desarrollo de tecnologías de la información y desarrollo de software, entre otros atributos, sustentaban el éxito de la evolución de sus telecomunicaciones.

En el tiempo presente, se ven los resultados. El país pasó de tener un marginal 13% de penetración de teléfonos móviles a casi 200% de penetración. En menos de tres años, la mitad de la población tendrá teléfonos 4G y sus evoluciones y el país estará preparado para los despliegues 5G, que tendrán su estándar definido antes de que termine la presente década.

Costa Rica es un ejemplo para otros mercados que en el mismo período de 7 años han visto una involución en su desarrollo, el caso más evidente es el venezolano, que hoy día está técnicamente paralizado.

Más detalles de la evolución de Costa Rica en el presente vídeo análisis.