La Corte Suprema de Estados Unidos aprobó este lunes una demanda por parte de los consumidores contra el fabricante tecnológico Apple por monopolizar el mercado de las aplicaciones de software para el iPhone, además de obligarles a pagar de más, reseñó Reuters.

Los jueces, en un fallo de 5-4, confirmaron la decisión de un tribunal inferior para permitir que la demanda colectiva proceda. Los demandantes dijeron que la multinacional estadounidense necesitaba que las aplicaciones se vendieran a través de su App Store y que obtuvieran una comisión excesiva del 30 por ciento en las compras.

Las acciones de Apple descendieron luego de la sentencia.

La firma tecnológica argumentó que solo actuaba como un agente para los desarrolladores de aplicaciones que establecían sus propios precios y pagaban la comisión que exigía Apple.

La compañía había argumentado que un fallo de la Corte Suprema que permitiera que el caso procediera podría representar una amenaza para el comercio electrónico, un segmento de la economía de Estados Unidos en rápida expansión que cuesta cientos de miles de millones de dólares en ventas anuales.

La disputa dependía en parte de cómo los jueces aplicarían una decisión que el tribunal tomó en 1977 a las reclamaciones contra el fabricante del iPhone. En ese caso, el tribunal limitó los daños y perjuicios por conducta anticompetitiva a quienes cobraron en exceso en lugar de a las víctimas indirectas que pagaron un sobreprecio emitido por otros.