Corsair aprovechó la Gamescom 2022 para presentar su último modelo en monitores. El Xeneon Flex 45WQHD240 OLED surge de una estrecha colaboración con LG Display para “ofrecer una magnífica calidad de imagen, excelentes niveles de negro y tiempos de respuesta, y con la capacidad de ajustar manualmente la curvatura de su panel”. Ser flexible te permite elegir de qué manera quieres tenerlo, ya sea totalmente plano o con curva, todo ello mientras mantiene su relación de aspecto 21:9 en las 45” de tamaño.

Corsair echa toda la carne en el asador

El monitor ofrece todos los elementos que puedes esperar de un monitor dedicado para videojuegos. Su panel OLED ofrece un brillo máximo de hasta 1000 nit mientras mantiene la protección Low Blue Light de LG, que reduce la fatiga ocultar en un uso intensivo. Por otro lado, su tiempo de respuesta es de tan solo 0,03 ms mientras su tasa de refresco alcanza los 240 Hz. Tecnologías como NVIDIA G-Sync y AMD FreeSync Premium están presentes.

La compañía quiere mostrar su compromiso por la protección de la pantalla ante los riesgos de quemados. Señalan que cuenta con un “sofisticado sistema de prevención de quemado que funciona cuando está tanto encendido como apagado”. Y si alguna fatalidad ocurre, cuentas con el respaldo de una garantía de tres años “Cero quemaduras y Cero píxeles muertos”.

“Nos retamos a nosotros mismos a crear una pantalla que cambiase las normas del juego y que ofreciese una experiencia increíble y personalizable, y creo que lo hemos logrado con creces”, explica en nota de prensa Dennis Jackson, director ejecutivo de gestión y marketing de productos de sistemas en Corsair.

“Con la ayuda de LG Display, el Xeneon OLED Flex marca el comienzo de una nueva clase de monitor para juegos, con el rendimiento y la flexibilidad literal para superar las necesidades de incluso los jugadores más exigentes”, agregó Jackson.

Por el momento no ha trascendido su precio ni disponibilidad, aunque nos emplazan a permanecer atentos “más adelante” en el año.

Fuente: MeriStation