El 27 de junio de 2018 quedará inscrito en los libros de historia de los Mundiales como una de las mayores sorpresas. Así como todavía se habla del Maracanazo, ahora Corea del Sur también tiene su puesta ganado luego de superar a la poderosa Alemania, a la que no solo ganó 2-0 sino que además la dejó fuera de la Copa de Rusia.

Aunque al final debió marcharse a casa, la República de Corea arrastró consigo al actual monarca del planeta que, siguiendo la maldición de los campeones, quedó eliminado contra todo pronóstico en la fase de grupos, en beneficio de Suecia y México.

La posibilidad de que la Mannschaft quedara eliminada en la primera fase del torneo era impensada en el mundo entero, pero ésta tomó fuerza con la derrota 1-0 ante los aztecas en el debut y luego con la sufrida victoria 2-1 ante Suecia.

Y si eso fuera poco, en un partido deslucido y de mucho nervio ante los surcoreanos, Alemania cayó en el descuento por los goles de Kim Young-gwon y Son Heung-min, a los 90+3 y 90+6 minutos. El equipo asiático, pese al gran triunfo, también consumó su eliminación en el Grupo F.

Como era de esperar, Alemania quiso llevar el peso del juego en la primera mitad. La República de Corea, por su parte, buscaba salir a la contra, pero ninguno de los dos equipos parecía estar acertado en ataque.

Para la segunda mitad, Alemania salió con otra cara tratando de liquidar el pleito pero los intentos fueron infructuosos, y a la angustia de no poder abrir el marcador, las malas noticias para la Mannschaft llegaron a cuentagotas  desde Ekaterimburgo, adonde Suecia golpeó tres veces al “Tri”.

Ese resultado echaba a Alemania del Mundial y por ello cargó con todo lo que tenía sobre el arco de un Jo que se fue agigantando y sacaba todo los misiles que le caían sobre su arco.

Kim Younggwon (90+2), con un gol en el área chica, una acción que tuvo que ser validada por videoarbitraje por presunto fuera de juego, y Son Heungmin (90+6) en un furibundo contragolpe luego de una pelota que Neuer perdió jugando en campo contrario, sentenciaron el adiós del campeón del mundo.