Rosabel Mleleán

Corea del Sur se ha convertido en el primer país en exigir a Google Play y la App Store de Apple que permitan a los desarrolladores de aplicaciones incluir sistemas de pagos externos, como alternativa a los de las propias plataformas, por los que estas obtienen una comisión. 

Este martes, la Asamblea Nacional de Corea del Sur ha votado a favor de una nueva Acta para los Negocios de Telecomunicaciones, que estipula que los usuarios deben poder elegir libremente el sistema de pagos que prefieran.

 De esta manera, este cambio obliga a Apple y Google a abrir los sistemas de pagos de sus plataformas de ‘software’ en el país asiático, algo que sucede por primera vez en el mundo.

Con Portaltic