Una copia sin abrir de un juego ‘Super Mario Bros’ que data de 1985 fue adquirida por un comprador anónimo en 114.000 dólares. La cifra es la más alta pagada por un videojuego

 

La copia, según la casa de subasta Heritage Auctions, se ha mantenido en condiciones impecables de su fabricación, hace ya 35 años