El gigante chino de las telecomunicaciones, Huawei, continúa en la lucha por esclarecer las acusaciones de espionaje que EE.UU. ha lanzado en su contra.

Según asesores de seguridad informática para el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, la empresa utiliza las ‘puertas traseras del internet’ como estrategia de espionaje.

Huawei insiste en respaldar su inocencia ante los reiterados señalamientos que les tildan de espías de la red, e incluso ha anunciado una demanda en contra de EE.UU.

Suzanne Spaulding, quien trabajó como asesora de seguridad informática para el Departamento de Seguridad Nacional Estadounidense, trata de explicar cómo funcionan las supuestas ‘Puertas secretas’ que Huawei ha estado utilizando.

“Construyes tu castillo, cavas el foso alrededor y pones a todos tus guardias protegiéndolo, listos para defender el castillo frente a cualquier adversario”, explica Spaulding.

“Pero hay alguien dentro del castillo que ha construido un túnel y lo ha escondido. Eso sería un backdoor“. Así lo ha manifestado Spaulding a medios extranjeros.

Según especialistas de sitios informáticos, como T-Systems, estas “puertas traseras” permiten acceder a datos en internet y burlar la seguridad de la red, además pueden construirse a través de software o hardware.

Estos túneles secretos, consisten en secuencias especiales dentro de un código de programación capaces de burlar los sistemas de seguridad del algoritmo con el que se accede a la red.

Es una vulnerabilidad que se aprovecha para entrar en un servidor, página web o red local sin ser detectado.

A través de esos accesos, se puede espiar en la red, accediendo a llamadas telefónicas o a comunicaciones en Internet.

El tema del espionaje a través de la Internet, está causando temor y Huawei se está llevando la peor parte al mantenerse en el ojo del huracán.

La compañía china ha recibido restricciones y prohibiciones en todo el mundo, por supuestamente estar espiando a través de esas “puertas traseras” usando un software oculto.

Ese software habría sido preinstalado en celulares de Huawei para enviar datos e información de los usuarios al gobierno chino, según dijeron varios analistas de seguridad de la empresa Kryptowire en su blog.

El programa se encontraría presuntamente escrito en el firmware (soporte) del teléfono, aunque se ejecutaría desde el sistema operativo.

Aunque según Suzanne Spaluding, no existen evidencias irrefutables para respaldar estas acusaciones, insiste en que el gobierno chino podría estar aprovechando las ventajas que puede haber tenido con Huawei y su repunte en la tecnología 5G para espiar a sus clientes.

El gigante tecnológico asiático continuará en sus esfuerzos por levantarse de esta crisis de confianza que ha generado en el mundo, la gran ola de señalamientos en su contra.