El HomePod mini de Apple es un altavoz inteligente que fue lanzado en noviembre pasado. Es el dispositivo más económico de la familia HomePod, con nuevas funciones, tecnología y software de última generación.

Sin embargo una parte del equipo ha permanecido escondida: se trata de un sensor que mide la temperatura y la humedad. La empresa de la manzana mordida nunca dio a conocer este componente que mide 1,5 x 1,5 milímetros, y está ubicado en el borde inferior de la carcasa de plástico y tela, cerca del cable de alimentación del mini altavoz.

Según fuentes de Bloomberg, Apple ha estudiado la posibilidad de utilizar esta pieza para conocer la temperatura y la humedad de una habitación para que los termostatos conectados a Internet puedan ajustar cualquier área de una casa dependiendo de su condición. Asimismo podría activar automáticamente otras acciones, como encender o apagar un ventilador de acuerdo a la temperatura del sitio.

El aparato fue fabricado por Texas Instruments y recibe el nombre de ‘HDC2010 Humidity and Temperature Digital Sensor’, según TechInsights, una compañía que analiza los componentes internos de los dispositivos electrónicos.

El sensor se encuentra retirado de los principales componentes internos del altavoz inteligente, lo que quiere decir que está hecho para medir el entorno externo y no la temperatura de sus componentes electrónicos. Varios equipos móviles contienen sensores que pueden provocar que el dispositivo se ralentice o desactive funciones para evitar el sobrecalentamiento de sus elementos.

Aunque es poco usual, no es la primera vez que Apple incorpora un hardware inactivo en sus equipos electrónicos. El iPod touch de segunda generación (2008) contaba con un chip Bluetooth, pero la compatibilidad con la conectividad Bluetooth fue habilitada un año más tarde a través de un software.