El Rubius, el éxito le genera ansiedad

El Rubius, apodo de Rubén Doblás, el tercer «youtuber» más seguido a nivel mundial, sorprendía a sus 30 millones de seguidores anunciando la pasada semana que abandonaba -momentáneamente, eso sí-la plataforma audiovisual que le dio la fama. «Lo que necesito esirme una temporada, desconectar de todo esto porque llevo mucho tiempo sin parar, sin poder vivir lo que estoy viviendo desde fuera.

Siempre tengo en mente los siguientes videos que voy a hacer, los próximos viajes, los nuevos proyectos», decía en su último vídeo, dejando «húerfanas» a esas «criaturitas» -como él mismo llamaba a sus fans- que le seguían publicación a publicación.

La razón: la ansiedad, según él mismo explicó. «Hacer videos es lo que más me gusta del mundo, pero cada vez me cuesta ser yo mismo y ponerme delante de la cámara y colocarme la máscara de El Rubius, por así decirlo, para dar el 100% de mí. Voy a necesitar un tiempo para verlo desde fuera y ver cómo puedo seguir siendo yo mismo pero sin perder la cabeza. No quiero que llegue a ese punto en el que me estalle la cabeza y me vuelva loco».

“El Rubius” reconoció que eran «problemas del Primer Mundo» y, de hecho, fue muy criticado bajo el argumento de que su éxito profesional y la ansiedad que sufría no era comparable con los problemas de otras personas con un contexto económico y social más desfavorecido.

Logan Paul, de tenerlo todo a ser el malo de la película

Logan Paul en el bosque de Aokigahara, el inicio de la polémica

Logan Paul en el bosque de Aokigahara, el inicio de la polémica – YOUTUBE

Todo comenzó con un vídeo. Logan Paul y unos amigos viajaron hasta Japón y, entre sus excursiones, decidieron pasearse por Aokigahara, un lugar conocido como «el bosque de los suicidios». De hecho, este sobrenombre fue el que llamó la atención del grupo, teniendo el objetivo de testificar con sus cámaras si el sitio hacía honor al apodo.

La suerte o la desgracia hizo que Logal Paul, con 15 millones de suscriptores en todo el mundo en ese momento, encontrara un hombre que (supuestamente) acababa de colgarse de un árbol, perdiendo la vida. Las risas del grupo y los comentarios jocosos inundaron los comentarios de la publicación, y las críticas llegaron desde tantos puntos que incluso YouTube tuvo que tomar cartas en el asunto (eso sí, amonestándole, no echándole de la plataforma).

De poco valieron sus disculpas (también vía vídeo en su propio canal, claro): YouTube decidió cancelar el largometraje que tenía previsto con el «youtuber» y le privó de los dividendos publicitarios que generan sus contenidos. A pesar de todo, Logan Paul no perdió seguidores (de hecho, los ha aumentado después de la polémica), aunque ha decidido recientemente no subir vídeos diarios, como lo hacía hasta ahora.

 

PewDiePie, adiós a contratos por sus polémicas

Felix Arvid Ulf Kjellberg, más conocido como PewDiePie
Felix Arvid Ulf Kjellberg, más conocido como PewDiePie – AFP

Felix Kjellberg es un sueco de 29 años al que hace casi una década le dio por subir vídeos sobre videojuegos, primero, hablando de política e incluso de libros, despúes. Con 62 millones de suscriptores, PewDiePie vio cómo su castillo de naipes se le derrumbaba al ser acusado de antisemita e incluso de nazi después de publicar un vídeo en el que veía a dos hombres indios (a los que el «youtuber» había pagado) que bailaban mientras sostenían un cartel en el que se leía «muerte a todos los judíos».

La polémica le costó su contrato con Disney y el descrédito mundial, por lo que su caja empezó a decaer desterrándole del primer puesto en beneficios en YouTube al sexto. Aún asú, PewDiePie siguió en pie e incluso fue muy crítico con Logan Paul y el vídeo del bosque de los suicidios. Ahora intenta «blanquear» su imagen recomendando novelas clásicas y anunciando que se casa con su novia (que le ayuda en los vídeos).

 

Jorge Cremades, de ídolo a misógino

Jorge Cremades cayó a los abismos después de conceder una entrevista
Jorge Cremades cayó a los abismos después de conceder una entrevista – J. C.

De ser una auténtica revelación en las redes sociales a que le diesen la espalda una gran parte de sus seguidores solo hizo falta una entrevista publicada en 2016. Eso sí, la «más seria» que hacía nunca, según declaró Jorge Cremades, el ídolo de masas caído en desgracia.

Con cinco millones de seguidores en Facebook, dos en Instagram y 96.000 en Twitter por aquella época, declaraciones como que «hay más violaciones a hombres que a mujeres y de eso no se habla» le costaron su título de «niño bonito» de los vídeos de humor cortos.

La polémica le afectó de modo que, durante un tiempo, dejó de subir vídeos sabiéndose en el ojo del huracán. Y tampoco se calmó con episodios como el ocurrido el Día de la Mujer en 2017, cuando decidió celebrar la fecha con un vídeo de culos.

A pesar de su retiro, las marcas que antaño hacían cola para utilizar su humor «costumbrista» (en el que se le podía ver, por ejemplo, disputándose a una chica borracha para ver quién de los dos hombres se la llevaba a casa), ahora poco quieren saber de sus producciones, que siguen llegando, aunque mucho más limitadas.

Lea el informe completo aquí.