¿Será que los ciberdelincuentes habrían podido ver a la última persona que habló en línea o la foto de un evento en la que se etiquetó? Según Facebook, la desafortunada respuesta es “sí”.

Este viernes, la red social dijo que menos usuarios se vieron afectados en una brecha de seguridad que reveló hace dos semanas de lo que se había estimado originalmente: casi 30 millones, menos que los 50 millones anunciados el 28 de septiembre. 

A pesar de la mala noticia y la preocupación de algunos usuarios, hay buenas noticias. La compañía señaló que los hackers no pudieron ingresar a información más confidencial como su contraseña o información financiera. Además de ello, las aplicaciones de terceros no fueron afectadas.

Aún así, para los usuarios que ya no se sienten cómodos con la privacidad y la seguridad de sus cuentas en Facebook, después de un año bastante incómodo para el gigante estadounidense, los detalles a los que los piratas informáticos lograron acceder como género, estado de la relación, ciudad natal, entre otras informaciones) podrían ser aún más inquietantes.

El grupo propiedad de Mark Zuckerberg fue rápido al permitir que los usuarios verifiquen exactamente a qué área alcanzaron los ciberdelincuentes, pero más allá de aprender a qué información tuvieron acceso los atacantes, es poco lo que los usuarios puedan hacer, más allá de vigilar correos electrónicos o mensajes de texto sospechosos. De todos modos el problema fue solucionado según Facebook.

Facebook creó un sitio web para y verificar si los hackers lograron entrar a tu cuenta, y de ser así constatar qué información fue robada. Dicho portal también proporcionará orientación sobre cómo detectar y tratar correos electrónicos o mensajes de texto sospechosos. La plataforma también enviará mensajes directamente a las personas afectadas por el hackeo.

“Esos datos personales podrían ser fácilmente utilizados para el robo de identidad para inscribirse en tarjetas de crédito, obtener un préstamo, obtener su contraseña bancaria, etc, dijo Patrick Moorhead, fundador de Moor Insights & Strategy.

“Facebook debe proporcionar a todos esos clientes un monitoreo de crédito gratuito para asegurarse de que se minimice el daño”, agregó.

La red social indicó que el FBI continúa la investigación y le ha pedido no revelar información del caso.