En Gmail hay un truco para detener el proceso y evitar que llegue al destinatario.

Para cumplir con el proceso debes actuar de inmediato, ya que después de 30 segundos ya no habrá nada más que hacer, por lo que se deben tener presente los siguientes pasos que nos da la plataforma de Google para cancelar un envío.

Cómo detener el envío de un correo en Gmail.

  1. Lo primero es abrir Gmail en el ordenador para poder configurarlo. Y tras esto hay que buscar el engranaje situado arriba a la derecha, el icono que nos da acceso al menú de Configuración, y entrar en él.
  2. Ahora veremos un gran menú de ajustes y opciones. Debemos buscar en específico el apartado que pone “Deshacer el envío”. Aquí marcamos la casilla “Habilitar opción Deshacer el envío”.
  3. Ahora toca configurar el tiempo que dispondremos durante el llamado periodo de cancelación, o momento en que podemos detener un correo tras haberlo enviado. En el apartado “Periodo de cancelación de envío” tenemos que configurar el plazo de cancelación para decidir si queremos anular el envío del mail. Disponemos desde unos ínfimos 5 segundos hasta un máximo de 30’’, el tiempo que os sugerimos que coloquéis.
  4. Tras ajustar los segundos toca guardar lo que hemos hecho. Haz clic en el botón Guardar cambios del final de la página para que se mantenga la nueva configuración. Ahora, cuando enviemos un mail veremos que en la notificación de que “tu mensaje ha sido enviado“ figura la opción ‘Deshacer’. Según lo hayamos configurado tendremos de 5 a 30 segundos para cambiar de opinión.

    Tomado de Noticias RCN