Las ventas en línea llegaron para quedarse en EEUU, pues hasta el segundo trimestre crecieron un 30% desde el inicio de la pandemia. Los estadounidenses aseguran que seguirán comprando vía online una vez que se termine la crisis sanitaria.

 

Amazon, Walmart y Target fueron los grandes beneficiados ya que sus ganancias aumentaron. Las ventas de comercio electrónico de Walmart en EEUU se dispararon en un 97%, debido a las restricciones por el confinamiento.