La empresa de telecomunicaciones Comcast dijo este miércoles que invertirá 1.000 millones de dólares en los próximos 10 años para suministrar internet a las personas de escasos recursos económicos de EE.UU.

La compañía de Filadelfia señaló en un comunicado que este dinero será destinado a proyectos de instalación redes WiFi en institutos educativos y comunitarios, costear la donación de computadores y subvenciones a entes que promuevan oportunidades de empleo en áreas como la tecnología y el emprendimiento.

Comcast espera que esta inversión tenga impacto en 50 millones de norteamericanos.

La llegada de la pandemia ha obligado a los gobiernos locales a acelerar sus proyectos. Por ejemplo, ciudades como San José (California) o Nueva York ya han comenzado programas para brindar acceso a internet gratuito a estudiantes y gente de menos recursos en cooperación con los principales proveedores de banda ancha del país.