Cisco dijo este lunes que está implementando su hardware para la próxima generación de estándares Wi-Fi, lo que le dará a la parte central de su negocio de infraestructura de $ 28,2 mil millones una actualización y en el proceso con el objetivo de obtener más ingresos de software reseñó Reuters.

El fabricante de equipos tecnológicos anunció nuevos puntos de acceso y conmutadores para empresas para Wi-Fi 6, un nuevo estándar que se espera que se despliegue en 2022.

Los teléfonos, computadoras portátiles y otros dispositivos se conectarán a los puntos de acceso de Cisco en los campus corporativos y llevarán el tráfico a los conmutadores, que se conectan a la red cableada de una empresa.

La empresa, que controla cerca del 45 por ciento del mercado de los sistemas de Wi-Fi corporativos, según la firma de investigación IDC, está lanzando el hardware mucho antes de que la mayoría de los teléfonos y computadoras portátiles tengan un chip para aprovechar el Wi-Fi 6.

La nueva tecnología de red está diseñada para dar un impulso de velocidad decente, pero también para resolver algunos de los problemas más grandes que enfrentan las redes de Wi-Fi actuales. El nuevo estándar está diseñado para evitar el estancamiento cuando la proliferación de televisores, cámaras de seguridad, parlantes inteligentes, sensores y otros dispositivos de hoy en día saltan.