El fabricante de equipos de telecomunicaciones Cisco cerrará su negocio en Rusia y Bielorrusia, informó la compañía a Reuters este jueves, a medida que se acelera el ritmo de salida de las empresas occidentales.

La compañía estadounidense detuvo operaciones comerciales, incluidas ventas y servicios, en la región en marzo.

Cisco se unió al fabricante estadounidense de ropa deportiva Nike, que también anunció este jueves que se retiraría por completo de Rusia, junto con otros que habían anunciado previamente planes para irse, que van desde la cadena estadounidense McDonald’s hasta el fabricante de automóviles francés Renault.

Las empresas extranjeras que buscan salir de Rusia debido a la invasión de Ucrania por parte de Moscú enfrentan la posibilidad de que se aprueben nuevas leyes en las próximas semanas que permitan a Moscú incautar activos e imponer sanciones penales. Eso ha animado a algunas empresas a acelerar sus planes de salida.

Fuente: Reuters