Un grupo de científicos de la Universidad de Berkeley han creado una mano robótica capaz de percibir objetos con tal solo tocarlos.

A diferencia de la mayoría de los robots con IA del momento, este proyecto tiene como novedad un ‘framework’ de percepción robótico basado en la tactilidad.

Estos investigadores se basaron en investigaciones previas de la Universidad Carnegie Mellon, en las que crearon una IA capaz de vincular un conjunto de ‘observaciones físicas’ con objetos concretos.

“La percepción humana es inherentemente multimodal: cuando vemos un juguete de peluche, nos imaginamos lo que nuestros dedos sentirían al tocar la superficie suave; cuando sentimos el borde de las tijeras, podemos imaginar en nuestra mente no sólo qué es, sino también su forma y dimensiones”, explican los expertos.

La hazaña no fue sencilla para los investigadores, sobretodo por el hecho de estudiar “el modo en que un agente robótico podría aprender algo similar a las asociaciones multimodales”, es decir, simular el fenómeno de la sinestesia humana.

Para enfrentar estos desafíos, esta mano robótica tiene incorporados dos sensores de contacto GelSight que se deforman e incluyen una cámara capaz de visualizar la deformación y enviar la información a una red neuronal para ser analizada.

Durantes las pruebas se recopilaron datos relativos a 98 objetos diferentes, 80 de los cuales se usaron para entrenar previamente la red neuronal.

Los 18 restantes se usaron para poner a prueba el sistema de IA del brazo robótico, arrojando como conclusión que éste era capaz de deducir con precisión la identidad de los objetos en el 64,3% de los casos, según reporta el portal Xataka.

A pesar de las limitaciones que esta mano robótica aún posee, los científicos afirman que es un paso gigante para lograr tareas complejas que involucren más que la visión con inteligencia artificial y así hacer tareas que hasta ahora solo los humanos pueden hacer.