La carrera por los adelantos tecnológicos no para y uno de los campos con mayor desarrollo y auge es el sector de internet y las capacidades de sus redes. China, uno de los mayores mercados mundiales de tecnología busca atender de buena manera la gran demanda de su población y por ello ha creado un ambicioso plan que incluye la construcción de un entramado digital para consolidar las redes 5G.
La sucursal de Beijing del gigante chino de telecomunicaciones China Unicom, presentó el proyecto denominado “5G NEXT” para hacer frente a las redes inalámbricas 5G, que son más rápidas que las actuales, en un futuro cercano.
Con el objetivo de construir un sistema ecológico 5G, que sea “abierto, compartido, próspero y beneficioso para todos”, la filial construirá 300 estaciones base 5G este año en la capital china, una de las 16 ciudades pioneras anunciadas previamente.
Además de la capital, otras ciudades piloto donde se experimentará la tecnología 5G son Tianjin, Qingdao, Hangzhou, Nanjing, Wuhan, Guiyang, Chengdu, Shenzhen, Fuzhou, Zhengzhou y Shenyang.

La tecnología 5G se utilizará para proyectos y eventos que se celebrarán en Pekín en los próximos cinco años, como los que tengan lugar en el nuevo distrito financiero de la ciudad, el nuevo aeropuerto internacional, la Exposición Internacional de Horticultura que se celebrará en 2019 e incluso los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

La filial de China Unicom en Pekín trabajará conjuntamente con empresas locales para implementar también la tecnología 5G en sectores como la conducción autónoma, la logística o servicios aéreos no tripulados.

La fase experimental se prolongaría hasta 2018, según anunciaron entonces, y, tras ella, las firmas nacionañes de telecomunicaciones intentarían su comercialización.

En 2016, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China anunció el comienzo de su programa de investigación y prueba de redes de telefonía de última generación 5G, con el objetivo de comercializar esta red a partir de 2020.