China lanzó este miércoles una plataforma online que permite a los usuarios denunciar “rumores en internet”, incluso utilizando la inteligencia artificial para identificar reportes falsos, en momentos en que el gobierno de Pekín toma medidas para detener aquellos contenidos que considere desestabilizadores.

La administración de Xi Jinping realiza esfuerzos para regular internet, especialmente las redes sociales utilizadas por usuarios para debatir sobre política y otros temas delicados, a pesar de la estricta censura.

Además de una página en Internet, la plataforma Piyao, que significa “refutar rumores”, también posee una aplicación móvil y cuentas en redes sociales en Weibo y WeChat.

Mediante esos canales, Piyao transmitirá noticias “reales”, distribuyendo informes de medios estatales, periódicos locales manejados por el Partido Comunista y varias agencias gubernamentales.

“Los rumores violan los derechos individuales, los rumores crean pánico social, los rumores causan fluctuaciones en las bolsas, los rumores afectan las operaciones comerciales normales, los rumores atacan abiertamente a los mártires revolucionarios”, dijo Piyao en un video promocional de lanzamiento en su sitio web.

Cifras oficiales señalan que los reguladores de internet recibieron 6,7 millones de reportes sobre supuesta información ilegal y falsa en julio, y la mayoría de los casos provienen de Sina, que es propietaria de Weibo; Tencent, dueña de Wechat; Baidu y Alibaba.

Las leyes de China determinan que quienes difundan rumores pueden ser acusados ​​de difamación y podrían pasar hasta siete años de cárcel. Quienes hacen publicaciones en internet que contienen rumores visitados por 5.000 usuarios de la red o que se replican más de 500 veces también pueden ser condenados tras las rejas.