Ver pornografía en China se considera ilegal desde 1949 y por estos días en pleno siglo XXI, el régimen según lo informado por Hackaday, China utiliza una combinación de bots de IA y tasadores humanos, llamados Jian Huang shi, la mayoría de los cuales son mujeres, para buscar imágenes en la web y decidir si contienen contenido explícito considerado ilegal.

Pero ahora parecen haber construido un aliado mayor para perseguir a los amantes del porno, ya que investigadores de la Universidad Jiaotong de Beijing desarrollaron un casco anti-porno que puede detectar picos en las ondas cerebrales humanas que ocurren cuando vemos imágenes explícitas. Incluso puede ignorar las ondas cerebrales causadas por otras actividades, como emociones, cansancio o incluso pensamientos aleatorios.

Los investigadores han probado el dispositivo en 15 voluntarios varones de entre 20 y 25 años, donde funcionaba cada vez que veían algo que podría clasificarse como pornografía.

Por supuesto, el problema de esto sería por un lado el tema de la privacidad y el acceso del gobierno y las empresas a los impulsos sexuales de sus trabajadores y por otro, no se sabe si funcionará de la misma manera en mujeres.

Un antecedente:  las empresas chinas en los campos de la construcción, la fabricación y el transporte ya están utilizando la IA para monitorear la atención y las emociones de sus trabajadores a través de sensores en sus cascos, todo en nombre de la productividad y aumentando el número de días desde el último accidente.

Fuente: DigitaTrends