CATL de China está trabajando en nuevos materiales para baterías que pueden mejorar la densidad de energía entre un 10% y un 20% en comparación con las baterías de fosfato de hierro, dijo el presidente de la compañía, mientras el gigante de las baterías se esfuerza por retener su primera posición en medio de la competencia.

La nueva tecnología de materiales conocida como M3P puede permitir que un vehículo eléctrico funcione 700 km (430 millas) por carga combinada con la próxima generación de tecnología de paquetes de baterías de CATL, dijo Zeng Yuqun en el Congreso Mundial de Vehículos de Nueva Energía en Beijing el sábado.

Los nuevos materiales también reducirán los costos en comparación con las baterías a base de níquel y cobalto, agregó.

Zeng, sin embargo, no dijo qué metales usarán las baterías M3P o cuándo podría comenzar la producción en masa.

CATL, cuyos clientes incluyen Tesla, Volkswagen, BMW y Ford, es el mayor fabricante de baterías del mundo y representa más de un tercio de las ventas de baterías para vehículos eléctricos en todo el mundo.

Su objetivo es aumentar la ventaja sobre rivales como LG Energy Solution y BYD acelerando las expansiones a nivel mundial y la innovación en nuevas tecnologías de baterías.

Wan Gang, vicepresidente del organismo asesor nacional de China para la formulación de políticas, dijo que se espera que el tamaño del mercado mundial de baterías para vehículos eléctricos alcance los 250.000 millones de dólares para 2030, con una demanda que supere los 3,5 teravatios hora.

CATL dijo en un anuncio separado este sábado que suministrará baterías Qilin con su última tecnología de paquete de baterías para alimentar los autos Zeekr de Geely Automobile Holdings que saldrán al mercado a principios de 2023.

CALT lanzó la batería Qilin en junio y promocionó una densidad de energía 13% más alta en comparación con el mismo tamaño del paquete de celdas de batería cilíndrica 4680 de Tesla, que denota 46 milímetros de diámetro y 80 milímetros de longitud, mientras usa el mismo tipo de materiales.

 

Fuente: Reuters