El CES 2019 en su primer día fue el escenario  ideal para grandes presentaciones de marcas reconocidas como es el caso de Bell, quien llevó a Las Vegas al Bell Nexus, su prototipo de auto volador.

Este novedoso transporte al estilo de “Los Supersónicos”, está impulsado por un sistema de propulsión híbrido eléctrico.

Aunque no es la primera vez que Bell lleva a un CES su versión de este automóvil, en este oportunidad develó más información de su diseño y funcionamiento.

Está fabricado bajo el concepto de “elevador motorizado” exclusivo de Bell, con seis hélices incorporadas de conductos basculantes  para brindar mayor seguridad, según reseñó el portal Digital Trends.

Fabricar un automóvil volador, y que esté pensado para ser el primer taxi de este estilo de Uber, no es tarea fácil, sobretodo porque la arquitectura de la vialidad en las ciudades aún no contempla espacios adecuados para estos vehículos.

Retos de un auto volador en el siglo XXI

De acuerdo al CEO de Bell, Mitch Snyder “A medida de que el espacio en el nivel del suelo se vuelve limitado, debemos resolver los desafíos de transporte en la dimensión vertical. Ahí es donde se asienta la visión de movilidad de Bell”.

Bell es una de las pocas compañías que aparecen en la lista de Uber de socios de producción para aviones, además de ser la empresa fabricante de helicópteros, desde los modelos militares originales de 1940 hasta los más recientes.

Aunque el Nexus Bell es aún un modelo conceptual, y son muchas las barreras legales que debe afrontar antes de salir a los aires con libertad, la compañía espera hacer los primeros vuelos de prueba para el 2020 para llegar al consumidor poco después.