El consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, renunció a su puesto tras conocerse públicamente que sostuvo una relación con una empleada de la empresa. Esta situación va en contra del reglamento interno de la fabricante estadounidense de chips.

El actual responsable financiero Robert Swan sustituirá a Krzanich (2013-2018) de manera temporal.

Las acciones de Intel en Wall Street iniciaron con caídas de más del 1% tras darse la noticia.

Gran parte de las empresas estadounidenses prohíben a sus directivos mantener romances con empleados. Estas normas están incluidas en el código de conducta y son de fiel cumplimiento. La vigilancia de las normas se ha estrechado con la irrupción del movimiento feminista ‘metoo’, que trata de evitar abusos en cualquier área.