Es probable que la escasez de semiconductores siga siendo un problema para la industria automotriz en 2023, dijo el presidente ejecutivo del fabricante de automóviles alemán BMW, Oliver Zipse, en una entrevista con el periódico Neue Zuercher Zeitung publicada este lunes.

«Todavía estamos en el punto álgido de la escasez de chips», dijo Zipse. «Espero que comencemos a ver mejoras a más tardar el próximo año, pero aún tendremos que lidiar con una escasez fundamental en 2023».

BMW dijo durante su rueda de prensa anual a mediados de marzo que esperaba que la escasez de chips durara hasta 2022.

Los comentarios de Zipse se hicieron eco de declaraciones similares del director financiero de Volkswagen, Arno Antlitz, el sábado, quien dijo que esperaba que el suministro de chips no pudiera satisfacer la demanda hasta 2024.

Fuente: Reuters