La empresa estadounidense Carnival informó este jueves que fue víctima de una filtración de datos a tres de sus 11 líneas de cruceros en el mes de marzo tras darse cuenta de un acceso no autorizado a sus sistemas informáticos.

Por esta razón Carnival se vio en la necesidad de contratar a una compañía de ciberseguridad para investigar los daños causados.

La empresa de cruceros se dio cuenta del hecho el 19 de marzo y dijo que “actuó rápidamente para cerrar el evento y evitar más accesos no autorizados.”

La investigación reveló que se produjo un acceso de terceros a los datos personales de los huéspedes, empleados y tripulación de sus líneas Carnival, Holland America y Princess, así como a las operaciones médicas de la compañía.

“Hay pruebas que indican una baja probabilidad de que los datos se utilicen de forma indebida”, aclaró Carnival.

No es la primera vez que Carnival sufre un robo de datos. En 2020 recibió un ataque ransomware por hackers que se hicieron con la información de los clientes y empleados de la empresa.