La empresa operadora de grandes cruceros fue atacada por un programa malicioso que accedió a los datos personales de trabajadores y usuarios

 

Carnival cree que el ataque no afectará su negocio y operaciones. El año ha sido malo para la empresa que también ha tenido que luchar contra las restricciones de viajes que mantiene los cruceros atracados