Tres de cada 10 candidatos a la Cámara de Representantes de Estados Unidos tienen importantes problemas de seguridad con sus sitios de internet, según un nuevo estudio de investigadores independientes que subraya la amenaza que plantean los hackers para las elecciones de noviembre.

La investigación debía ser presentada el domingo en la conferencia anual de seguridad Def Con en Las Vegas, donde algunos asistentes pasaron tres días hackeando máquinas de votación para destacar las vulnerabilidades en la tecnología que ejecuta las operaciones de sufragio.

Un equipo de cuatro investigadores independientes dirigido por el exexperto en seguridad del Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés) Joshua Franklin concluyó que los sitios de internet de casi un tercio de los candidatos a la Cámara de Representantes, tanto demócratas como republicanos, son vulnerables a los ataques.

NIST es un laboratorio del Departamento de Comercio de Estados Unidos que brinda asesoramiento sobre cuestiones técnicas, incluida la ciberseguridad.

Usando chequeos automatizados y programas de prueba, el equipo identificó múltiples vulnerabilidades, incluidos problemas con los certificados digitales utilizados para verificar las conexiones seguras con los usuarios, dijo Franklin a Reuters antes de la presentación.