Canadá denunció que Facebook se niega a cumplir sus leyes sobre privacidad y a asumir “la responsabilidad de proteger” la información de los canadienses, luego de una investigación que ha señalado que la empresa “cometió graves infracciones”.

Facebook “se niega a implementar las recomendaciones para responder a deficiencias”, indicó la Oficina de la Comisión de la Privacidad de Canadá en un informe publicado hoy jueves sobre el escándalo de Cambridge Analytica.

El comisionado canadiense de la Privacidad, Daniel Therrien, afirmó en un comunicado que “la negativa de Facebook a actuar responsablemente es gravemente preocupante, dada la vasta cantidad de información personal delicada que los usuarios han confiado a esta compañía”, reseñó EFE.

El órgano de Therrien adelantó que acudirá al Tribunal Federal para “forzar la compañía a corregir sus prácticas de privacidad”.

El funcionario agregó que, pese a que el gigante tecnológico ha reconocido de forma pública que se produjo “una grave ruptura de la confianza” con el escándalo de Cambridge Analytica, la realidad es que éste se niega a reconocer que violó la ley.

“La descarnada contradicción entre las promesas públicas de Facebook para cambiar con respecto a privacidad y su negativa a encarar los graves problemas que hemos identificado, o incluso reconocer que violó la ley, es muy preocupante”, explicó Therrien.

La Oficina de la Comisión de la Privacidad canadiense fue muy crítica con la empresa de Mark Zuckerberg porque muchas de las trasgresiones descubiertas por la investigación ya fueron advertidas en 2009 en otro informe realizado por el organismo.

Si Facebook hubiese aplicado las recomendaciones de la investigación de 2009, el riesgo de acceso no autorizado y el uso de la información personal de los canadienses por parte de aplicaciones de terceros se habría evitado o mitigado de forma significativa”, dijo el el ente.

La investigación revelada este jueves señala que “las salvaguardias y mecanismos de consentimiento superficiales e ineficaces de Facebook permitieron que la aplicación de una tercera parte tuviese acceso no autorizado a la información de millones de usuarios de Facebook“.

Parte de esa información fue utilizada para propósitos políticos, agregó el comisionado.