Cuando revisaba mi estado de cuenta bancario desde mi teléfono inteligente, me di cuenta de lo rápido que ha avanzado la tecnología y que muchas de las cosas que hacemos hoy en día, que ya son normales para nosotros, pasaron por un proceso de transformación para llegar a lo que son en la actualidad.

Ya son lejanos esos días que teníamos que ir a una sucursal bancaria y hacer una fila para poder realizar cualquier tipo de transacción.

En la actualidad podemos pagar servicios, depositar a una cuenta, e incluso recibir servicio al cliente desde nuestra PC, tableta o teléfono, en cualquier lugar y momento.

A diario aumenta la tecnología que nos ayuda a hacer nuestra vida más fácil y productiva, y las empresas que nos brindan servicios exploran diferentes maneras de mejorar su relación con los clientes.

 

Blockchain en la industria financiera

La industria financiera ha entendido que sus clientes buscan una mejor experiencia y un mejor servicio, las personas en la actualidad son cada vez más digitales y esto ha motivado a los bancos a no sólo digitalizar sus servicios, también a alinear toda su oferta de acuerdo con las necesidades de sus clientes.

Para lograr esto, se han embarcado en una jornada para transformarse de manera digital, en la que, a través de la adopción de tecnologías como la Nube, tecnologías de blockchain, e incluso Inteligencia Artificial (IA), buscan convertirse en líderes digitales, captar más clientes y obtener mayores ganancias.

Si pensamos en la IA de forma específica, esta tecnología se ha convertido en una prioridad en la agenda de la industria financiera y cada vez más bancos experimentan con ella. Desde el uso de bots para ayudar a resolver dudas comunes de los clientes hasta correr algoritmos que anticipen algún problema de los clientes antes de que sucedan. Se pueden automatizar tareas como generar reportes, pero también tiene el poder de revolucionar funciones más estratégicas como análisis financieros, ubicación de recursos y predicciones financieras.