Un cambio de imagen nunca es malo y Google nos lo acaba de demostrar con su nueva interfaz para Gmail en su versión móvil.

Este cambio presenta los últimos estilos de diseño de la compañía, así como un puñado de características que se introdujeron por primera vez.

Uno de los detalles notables que tiene es el cambio de colores, sobre todo la reducción de rojos, dejando el espacio para que otros elementos resalten más.

Entre las características nuevas esta la capacidad de ver archivos adjuntos, como fotos y documentos más rápidamente, sin tener que abrir un correo electrónico o desplazarse por las conversaciones; los archivos adjuntos se podrán ver desde la vista de la bandeja de entrada principal.

Y los nuevos estilos no se detuvieron aquí, Google ha renovado la imagen de su calendario, Google Drive y Google Docs. ¡Y eso no es todo! a finales de este año se seguirán actualizando el resto de sus aplicaciones con nuevos diseños.