La Cámara de Representantes de Estados Unidos planea votar la próxima semana una versión reducida de la legislación para proporcionar decenas de miles de millones de dólares en subsidios y créditos fiscales para la industria de los semiconductores, indicó la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi.

El martes, el Senado respaldó por 64 a 34 una medida de procedimiento para preparar el escenario para posibles votos para aprobar la legislación en el Senado tan pronto como esta semana.

El proyecto de ley «es una gran victoria para las familias estadounidenses y la economía estadounidense», dijo Pelosi en una carta a los legisladores, calificándolo de «un paquete audaz y bipartidista que reducirá los costos para las familias aquí en casa mientras reaviva la competitividad estadounidense en el escenario mundial».

El proyecto de ley tiene como objetivo aliviar la escasez que ha interrumpido la producción en industrias que van desde la automotriz hasta la electrónica y las armas de alta tecnología. Es parte de un amplio esfuerzo en todo el gobierno para hacer retroceder a una China en ascenso y aliviar los problemas de la cadena de suministro al disminuir la dependencia de las empresas estadounidenses de los semiconductores fabricados en el extranjero.

“A medida que el Senado se somete a su proceso legislativo, somos optimistas de que la Cámara podrá abordar este proyecto de ley la próxima semana”, escribió Pelosi.

El texto final no se publicó, pero los asistentes del Senado dijeron que la medida incluye alrededor de 54 mil millones de dólares en subsidios para las empresas de semiconductores de Estados Unidos, así como un nuevo crédito fiscal del 25 % durante cuatro años para alentar a las empresas a construir plantas de semiconductores en EE.UU. Se estima que el crédito fiscal tiene un valor de alrededor de 24 mil millones de dólares. Hay otras disposiciones que incluyen un programa de subvenciones de mil millones de dólares para «comunidades persistentemente afligidas».

La administración del presidente Joe Biden instó al Congreso a aprobar un proyecto de ley de semiconductores antes de que los legisladores abandonen Washington para su receso de agosto, diciendo que crearía y preservaría empleos en EE.UU. y reforzaría la seguridad nacional.

El proyecto de ley actual es una versión reducida de las medidas rivales estancadas, a pesar de que los esfuerzos para contrarrestar a China son políticas generalmente respaldadas tanto por los republicanos como por los demócratas de Biden, que controlan por poco el Congreso.

El Senado aprobó un proyecto de ley bipartidista de 250 mil millones de dólares que impulsa el gasto en investigación y desarrollo tecnológico en junio de 2021, mientras que la Cámara aprobó su propia versión en febrero.

El senador republicano Rick Scott criticó el proyecto de ley y dijo que los contribuyentes deberían obtener un retorno de su inversión, en lugar de otorgar subvenciones que no tienen que devolverse. «El contribuyente no recibe nada aquí», dijo Scott a Reuters.

Fuente: Reuters