Las criptomonedas cayeron con fuerza este viernes, con ventas repentinas que arrastraron a bitcoin a un mínimo de tres semanas.

Bitcoin cayó hasta un 7,7 % a 21.404 dólares en unos minutos durante la mañana europea, alrededor de las 06:40 GMT. Se recuperó ligeramente y luego continuó su trayectoria descendente para cotizar alrededor de 21,400 dólares a las 11:38 GMT, un 8,2 % menos en el día. Ether también cayó casi al mismo tiempo y bajó un 8,8 % a 1,685 dólares.

El motivo de la caída no estaba claro.

«No muestra el patrón de un colapso repentino, ya que los activos no se recuperaron de inmediato, sino que se hundieron aún más en las horas siguientes», dijo Susannah Streeter, analista senior de inversiones y mercados de Hargreaves Lansdown.

«Parece probable que esto haya sido el resultado de una gran transacción de venta», agregó Streeter.

Asimismo, Streeter indicó que parecía que la criptomoneda cardano había sido la primera en moverse, seguida de bitcoin y ether, y luego otras como la altcoin dogecoin.

Las criptomonedas han caído dramáticamente en lo que va del año, ya que las subidas de tipos de la Reserva Federal y la inflación ultra alta llevan a los inversores a deshacerse de los activos de mayor riesgo.

Craig Erlam, analista sénior de mercado de Oanda, dijo que el hecho de que Bitcoin no haya recuperado sus pérdidas «sugiere que la medida tiene fundamento».

Tales movimientos bruscos son comunes en el mercado de criptomonedas altamente volátil. El 15 de junio, bitcoin se desplomó más del 15 % cuando los inversores se asustaron por el colapso de la denominada moneda estable, TerraUSD, y un importante prestamista de criptomonedas que congelaba los retiros de los clientes.

El movimiento del viernes puso a Bitcoin en camino a su peor día desde el colapso de junio.

«Especular en criptomonedas es un riesgo extremadamente alto y no es adecuado para la gran mayoría de las personas», dijo Streeter de Hargreaves Lansdown.

Fuente: Reuters