Después del fallo de la Corte Suprema del mes pasado que revocó Roe v. Wade, la decisión histórica que protege el derecho legal al aborto, muchas personas miraron a principios de la década de 1970 para ver cómo sería la vida sin el precedente de larga data.

Pero acceder a abortos es muy diferente en 2022, gracias en gran parte a las innovaciones tecnológicas, incluidos los medicamentos seguros que se utilizan para inducir el aborto.

También hay nuevas herramientas digitales que pueden conectar a las personas con proveedores médicos, amigos y otros recursos, lo que facilita mucho la búsqueda de información sobre cómo acceder a abortos.

Con la revocación del fallo histórico, muchas personas se preguntan por primera vez si las herramientas digitales que usan pueden ponerlas en riesgo a ellas o a sus seres queridos. Dado que Estados Unidos y la mayoría de los estados carecen de leyes de privacidad digital para salvaguardar la información del consumidor, a menudo corresponde a las empresas y a los propios consumidores proteger su privacidad en línea.

Esto es lo que debe saber sobre cómo las herramientas digitales recopilan datos, cómo los fiscales pueden tratar de usar dicha información en casos relacionados con el aborto y el embarazo y cómo los consumidores pueden ser más conscientes de los datos que comparten.

Cómo las herramientas digitales recopilan y utilizan sus datos

Las herramientas digitales pueden recopilar sus datos en una variedad de formas que generalmente se pueden encontrar en sus políticas de privacidad. Estos documentos legales a menudo densos le dirán qué tipos de datos recopilará una herramienta determinada sobre usted (nombre, correo electrónico, ubicación, etc.) y cómo se utilizará.

Los consumidores pueden buscar palabras como “vender” y “afiliados” para tener una idea de cómo y por qué su información podría compartirse con otros servicios fuera del que están usando directamente, como sugirió recientemente The Washington Post en una guía de estos documentos.

Algunas páginas web pueden realizar un seguimiento de sus acciones en Internet utilizando cookies o pequeños fragmentos de código que ayudan a los anunciantes a dirigirse a usted con información basada en su actividad anterior.

Las aplicaciones en su teléfono también pueden recopilar información de ubicación dependiendo de si lo ha permitido en su configuración.

Cómo proteger su información

La mejor manera de proteger cualquier tipo de información en Internet es minimizar la cantidad que existe. Algunos proveedores han tomado medidas recientemente para ayudar a los consumidores a minimizar su huella digital en lo que respecta a la atención de la salud reproductiva.

Google dijo la semana pasada que trabajaría para eliminar rápidamente la información de ubicación de los usuarios que visitan clínicas de aborto u otros sitios médicos. También facilitará que los usuarios eliminen múltiples registros de datos de menstruación de su aplicación Fitbit.

La aplicación de seguimiento de períodos Flo agregó recientemente un modo anónimo que permite a los usuarios registrar sus ciclos menstruales sin proporcionar sus nombres o información de contacto.

Pero depende en gran medida de los consumidores proteger su propia información. Aquí hay algunas formas en que los usuarios pueden proteger la información que comparten en línea, ya sea que esté relacionada con la atención médica o no, según los consejos de expertos en privacidad digital como Electronic Frontier Foundation y Digital Defense Fund:

  • Use una aplicación de mensajería encriptada como Signal para comunicarse sobre temas confidenciales y configure los mensajes para que se borren solos después de un período de tiempo determinado. Esto significa hacer que otros en su red accedan a la misma aplicación también.
  • Desactive o limite los servicios de ubicación en su teléfono a solo las aplicaciones que son necesarias mientras las usa.
  • Si está visitando un lugar sensible, considere apagar su teléfono o dejarlo en casa.
  • Cuando busque en línea sobre temas delicados, use un motor de búsqueda y un navegador que minimice la recopilación de datos, como DuckDuckGo, Firefox o Brave.
  • Use una pestaña de navegación privada para que el historial de su sitio web no se guarde automáticamente.
  • Utilice una red privada virtual para ocultar la dirección IP de su dispositivo.
  • Deshabilite su identificador de anuncios móviles que pueden usar los comercializadores externos para rastrearlo y perfilarlo. El EFF tiene instrucciones paso a paso sobre cómo hacer esto en Android de Google y iOS de Apple.
  • Configure un correo electrónico y un número de teléfono secundarios, como a través de Google Voice, para temas delicados.

Cómo se podrían utilizar los datos en los tribunales

Los riesgos del uso de herramientas digitales por parte de los fiscales en casos relacionados con el aborto o la pérdida del embarazo no son teóricos.

En al menos dos casos de alto perfil en los últimos años, los fiscales señalaron búsquedas en Internet de píldoras abortivas y mensajes digitales entre seres queridos para ilustrar la intención de las mujeres que fueron acusadas de dañar a los bebés que afirmaron haber abortado.

Esos casos muestran que incluso las herramientas que no están directamente relacionadas con la atención de la salud reproductiva, como las aplicaciones de seguimiento del período, pueden convertirse en evidencia en un caso de aborto o pérdida de embarazo.

También es importante saber que las fuerzas del orden pueden intentar obtener su información sin acceder a sus dispositivos. Los fiscales pueden solicitar órdenes judiciales para las empresas cuyos servicios utiliza o los seres queridos con los que se ha comunicado para conocer su paradero digital si se convierten en objeto de un caso legal.

Fuente: CNBC