La idea de preservar los recursos que posee el planea es el objetivo bandera del First Global Challenge 2018, un evento que arrancó en México con la presencia de jóvenes de más de 160 países y que se enfoca en buscar soluciones a los problemas energéticos a través de la robótica.

La primera edición del Mundial de Robótica FGC ya dio sus primeros pasos en La Arena Ciudad de México con el objetivo de encontrar soluciones científicas a problemas globales como el deterioro ambiental, la crisis del agua, los ataques nucleares o las enfermedades que aún no tienen cura.

El fundador de First Global, Dean Kamen, explicó durante la ceremonia de inauguración que el motivo de esta competencia, que simula unas olimpiadas deportivas, es fomentar que miles de jóvenes crezcan viendo cómo otros jóvenes como ellos compiten, pero esta vez utilizando sus habilidades tecnológicas y científicas, en lugar de las cualidades físicas.

Según contó, esta idea de competición científica surgió de la esperanza de que algún día, al igual que sucede ahora con los deportes, los cuales sirven de inspiración para los niños y jóvenes, la ciencia pueda servir de inspiración para las nuevas generaciones.

“Me dije: no tienes que inventar un nuevo modelo, los deportes funcionan, tienes que inventar un nuevo deporte por el cual los niños tengan pasión”, expresó Kamen en declaraciones recogidas en una nota de la agencia internacional EFE.

La dinámica del evento consiste en que jóvenes de 193 países de todo el mundo compitan en desafíos divididos en 4 categorías: sostenibilidad, salud, seguridad y calidad de vida. Durante las actividades, aprenderán la importancia del trabajo en equipo y el pensamiento científico, los cuales el día de mañana usarán para construir un mundo mejor.

Los retos a resolver por los participantes están relacionados con los 14 grandes desafíos de la ingeniería del siglo XXI identificados por las academias nacionales de ingeniería de Estados Unidos, China y Reino Unido.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, también tomó la palabra durante la ceremonia de apertura y se mostró honrado de que su país sea el primero después de Estados Unidos en albergar una olimpiada científica.

Además, dijo estar “seguro de que esta competencia global de robótica habrá de hacer su aportación a resolver los problemas que el mundo está afrontando”.

El mandatario citó el calentamiento global como el problema mayor que sufre el planeta y advirtió que las naciones no pueden seguir pensando de forma individual, ya que “los países que más emisiones emiten al mundo no solo afectan a su país, sino al mundo entero”.

A esto agregó que “los países con menos recursos son los que más sufren los embates de ese calentamiento global”.