Brasil debió mostrar su paciencia para poder romper el muro de Costa Rica a la que solo pudo vencer 2-0 con ambos goles en tiempo agregado y así perfilarse de buena manera hacia los octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

Phillipe Coutinho y Neymar Jr cuando el partido parecía abocado al empate a cero, salvaron la victoria para Brasil en el Estadio de San Petersburgo y certificaron la eliminación de Costa Rica, que ya no podrá acceder a la siguiente fase, el quinto seleccionado eliminado en lo que va de torneo.

Brasil ahora suma con esta victoria 4 puntos, por delante de Serbia (tres) y Suiza (uno), que juegan entre sí esta tarde.

Los centraomericanos, que fueron una de las gratas sorpresas en el pasado Mundial, ésta vez se despiden temprano pese al gran esfuerzo colectivo y a un Keylor Nava inmenso bajo los tres palos.

Brasil protagonizó un asedio de 90 minutos y mejoró la imagen dada ante Suiza, que les arrancó un empate en una jugada reclamada como falta por la Canarinha, pero le faltó contundencia para embocar sus remates y casi lo lamenta, si no hubiera sido por los tantos de Coutinho y Neymar en el tiempo añadido.

Cuando todo parecía decidido, un centro de Marcelo desde la izquierda que cabeceó Firmino y controló Gabriel Jesús en el área, llegó a Coutinho en carrera para rematar el balón por debajo de las piernas de Navas y romper en añicos la resistencia de la ‘Sele’.

Con todo perdido para los ‘ticos’, Neymar, a quien minutos antes le fue revocado un penal  tras revisar la repetición del VAR, redondeó el triunfo brasileño tras un centro desde la derecha que el ariete del PSG coronó definiendo a puerta vacía.

A “Ney” se le vio más entonado, pero igualmente irascible y a veces fuera de foco, como cuando se llevó una amarilla por golpear rabioso el balón. Al final del partido, se le vio quebrarse en llanto en el medio del campo.