El embajador estadounidense en Brasil, Todd Chapman, declaró ante la prensa que el país podría enfrentar “consecuencias” ante el gobierno de los Estados Unidos, si permite que Huawei ingrese a su red 5G.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció el mes pasado que el despliegue de 5G en el país tendría que cumplir con los requisitos nacionales de soberanía, información y seguridad de datos.

Ejecutivos de Huawei advierten que el proceso de despliegue de las redes de telecomunicaciones 5G en Brasil, podría sufrir años de retraso y costos adicionales si el país se rinde ante la creciente presión estadounidense para desairar al proveedor de equipos chino.