El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, dijo el viernes a los periodistas que el gobierno no excluirá a Huawei de operar una red de telecomunicaciones 5G en su país.

Estados Unidos ha instado a los países que rechacen la tecnología del fabricante tecnológico chino en el desarrollo de nuevas redes de teléfonos móviles, argumentando que podría ser vulnerable a ser espiado por Pekín. Por su parte, Huawei niega que su equipo sea un riesgo de seguridad.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteó el tema al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, durante una visita a la Casa Blanca en marzo.

Pero Mourao, quien se reunió con el presidente ejecutivo de Huawei, Ren Zhengfei, en un viaje a China el mes pasado, dijo que Brasil no tiene planes de prohibir a Huawei cuando lance su red 5G en 2020.

Huawei ya ha sido excluido del mercado estadounidense. Australia y Nueva Zelanda también le impidieron construir redes 5G. El gobierno de Japón expresó el año pasado que prohibirá las compras gubernamentales de equipos a la empresa china.

Mourao indicó al diario Valor Económico que no había desconfianza hacia la empresa china dentro del gobierno brasileño y que su país necesita dicha tecnología de telecomunicaciones.

El operador inalámbrico TIM Participacoes SA anunció este mes que estaba utilizando la tecnología de Huawei para realizar pruebas de redes 5G en el sur de Brasil.