En información reciente el Gobierno de Brasil planea aliarse a Elon Musk para  llevar internet a la Amazonia remota gracias al sistema de satélites Starlink.

La iniciativa fue analizada en Austin (Texas, EE.UU.) por el ministro de Comunicaciones de Brasil, Fábio Faria, y Musk, fundador de SpaceX, Tesla y del sistema Starlink, una constelación de miles de satélites de órbita baja que permite ofrecer internet de banda ancha.

Según el alto funcionario brasileño, el mismo sistema permitiría usar tecnología para vigilar la tala ilegal en la Amazonía y los incendios.

El sistema de Starlink permite acceder a la red mediante pequeñas antenas fáciles de instalar en cualquier lugar donde no llegan los proveedores regulares de internet. En Estados Unidos el equipo cuesta unos 500 dólares y la tarifa mensual es de 99 dólares.