El fabricante estadounidense de aviones Boeing informó este jueves que está trabajando con Porsche para desarrollar un vehículo eléctrico volador para transportar personas en zonas urbanas.

Boeing ya está compitiendo con su rival Airbus SE y otras compañías para introducir pequeños coches autónomos capaces de despegar y aterrizar verticalmente.

A principios de este año, el fabricante de aviones realizó un vuelo de prueba inaugural de un prototipo de automóvil aéreo que podía llevar de dos a cuatro pasajeros y volar hasta 50 millas.

Porsche, propiedad del Grupo Volkswagen, está en dirección de construir autos voladores que puedan usarse como taxis y para realizar viajes.

Como parte del acuerdo, Boeing y Porsche analizarán el potencial de mercado para vehículos aéreos premium y su posible uso en ciudades y metrópolis altamente pobladas, señalaron ambas empresas.

Esta asociación ocurre en un momento en el que Volkswagen está tratando de reconstruir su imagen tras el escándalo de emisiones de diesel, mientras que Boeing ha estado luchando con su peor crisis desde que dos accidentes fatales de sus aviones 737 MAX llevaron a una puesta a tierra mundial de su avión más vendido.