Y cada vez esta más cerca el Consumer Electronics Show, por eso las grandes compañías de tecnologia se preparan para sus novedosos lanzamientos.

BMW no es la excepción, y es que la automotriz se prepara para presentar una pintura para sus autos que cambia de color al tocar un botón.

Aunque no tenemos detalles de como funcionará esta tecnologia, si se puede afirmar que este tipo de modificación tan inmediata podría resultar ilegal en algunos países, pues el color del auto es también clave de identificación de cada unidad, por lo que las aplicaciones de la vida real pueden ser limitadas.

Además es importante destacar que esta característica de cambio de color no es nueva. En 2003, Ford presentó Mystichrome en el Mustang Cobra, pintura que cambia de color de verde a azul y de púrpura a negro. Lo que se utilizó en ese momento fueron pigmentos de interferencia de luz ChromaFlair de Flex Products.

Con Xataka