Por más que contara con un actor como Dwayne Johnson que parecía a prueba de batacazos. Por más que fuese la piedra de toque sobre la que se pretendía cimentar el nuevo universo DC. Por más que supusiera el regreso de Superman. Aunque tenía la mejor de las intenciones y razones de peso para triunfar, Black Adam ha supuesto un nuevo fracaso en Warner Bros. Así lo confirma la revista Variety, en cuyas páginas calculan que la película va a suponer pérdidas de entre 50 y 100 millones de dólares.

Tras casi dos meses en cartelera, Black Adam ha recaudado en torno a 387 millones de dólares en todo el mundo. Una cifra insuficiente cuando tienes un presupuesto de 200 millones, una campaña de marketing de otros 100 y decenas de gastos asociados. Además, el objetivo no era recuperar el dinero, claro está, sino generar con él aún más, por lo que la cinta de “La Roca” tendría que alcanzar los 600 millones en taquilla para que se considerara exitosa y rentable. Los expertos consultados por Variety aseguran que ya no pasará los 400 millones, pero desde Warner mantienen la fe y aún insisten en que podría llegar hasta los 450.

¿Black Adam vs Superman en peligro?

Para dar algo de contexto en esta etapa post-pandemia tan complicada de analizar, Wakand Forever logró 331 millones para Marvel en su primera semana y el mayor éxito de DC hasta la fecha ha sido The Batman, película con la que alcanzaron 770 millones. Aquaman hizo unas cifras similares a las de Black Adam antes del COVID, 335 millones, pero contando sólo en Norteamérica. Y si bien películas como Shazam han tenido secuela con sólo 150 millones recaudados en el mercado estadounidense, también es verdad que ésta costó mucho menos (100 millones de presupuesto). Dwayne Johson dijo por activa y por pasiva que quiere verse las caras con Superman en una secuela, pero el público no parece compartir su interés y entusiasmo. El enfrentamiento queda en el aire. ¿Seguirán adelante con los nuevos jefes de DC?

Fuente: MeriStation