El precio del bitcoin podría colapsar como consecuencia de la inminente actualización de la cadena de bloques de Ethereum, calificada como uno de los acontecimientos más importantes en la historia de las criptomonedas, pronostican algunos expertos.

Se espera que dicha actualización tecnológica, conocida como ‘fusión’, se lleve a cabo a mediados de septiembre. Uno de los beneficios de ese proceso, según sus desarrolladores, es que ya no se requerirán tantas computadoras para mantener el ‘blockchain’ en funcionamiento, y por consiguiente el consumo de energía disminuiría drásticamente.

Luego de la ‘fusión’, los inversores y reguladores pueden darse cuenta de que el actual método de uso intensivo de energía —que utilizan tanto la red principal de Bitcóin como de Ethereum— «nunca fue realmente necesario«, dijo el investigador independiente en criptografía Kyle McDonald en declaraciones a CoinDesk.

¿Qué es la ‘fusión’?

Desde su creación, Ethereum ha utilizado el llamado modelo ‘prueba de trabajo‘ (PoW, por sus siglas en inglés) que requiere de la minería de criptomonedas para realizar transacciones. Como este modelo demanda mucha energía y, en general, es poco ecológico, la red está volviendo hacia el modelo de ‘prueba de participación‘ (PoS), que no necesita criptominado. Asimismo, el bautizado como Ethereum 2.0 tiene la ventaja de ser más rápido y eficiente.

McDonald considera que la criptodivisa bitcoin podría ser la «primera» en ser regulada por los gobiernos, debido a que no cuenta con la «coordinación que tiene ethereum a la hora de dejar huellas de su trabajo«. Otro de los factores para la posible regulación, según el investigador, es la preocupación que existe actualmente por la «crisis climática» y el uso masivo de energía en el minado de criptomonedas.

Reducción del consumo energético 

El alto consumo de energía en el sector se ha convertido en la manzana de la discordia para los activistas medioambientales y gobiernos. McDonald estima que el bitcóin «nunca» volverá a los niveles alcanzados a principios de noviembre pasado, cuando marcó un máximo por encima de los 69.000 dólares.

Las expectativas de que Ethereum reduzca los costos de energía en un 99,95 % son «muy realistas», considera el investigador. Al pasar de un sistema que utiliza «10 millones [de unidades de procesamiento gráfico] en todo el mundo, a otro que se ejecuta en unas pocas miles de computadoras, con menor consumo de energía, marcará una gran diferencia«, dijo McDonald. Las unidades de procesamiento gráfico (GPU) se utilizan en la minería de criptomonedas.

 

Fuente: RT